Bienvenid@s a nuestra tienda online! Les invitamos a suscribirse.

Contiene un jade nefrita, una rodonita, una sodalita y una quiastolita (piedra de la cruz). Incluye una bolsita blanca de organza.

Recomendamos estos cristales para conectarnos con nosotros mismos desde la calma y la presencia. Nos propone el instante, integrando el afuera y el adentro, en plenitud con la vida. Nos recuerda y vitaliza nuestras expresiones desde la propia esencia.


Jade. Piedra de la Vitalidad: Favorece la salud emocional. Serenidad. Equilibra cuerpo y mente. Incrementa la energía. Cura disfunciones renales. Compañera de la modestia, el valor y la justicia. Nutre el amor y la belleza. 


Rodonita. Piedra cicatrizante: Conecta con las heridas profundas del corazón y ayuda a sanarlas a través del amor. Cura el shock emocional y pánico como también heridas físicas .Fomenta la hermandad humana, favorece el perdón y la reconciliación. Aceptación de la realidad en la que nos encontramos.


Sodalita. Piedra de la Inmensidad: Transmite calma profunda. Amplía la percepción. Estructura el pensamiento inconsciente y abstracto. Silencia los ruidos mentales recurrentes. Permite la escucha de la voz interior clara y objetiva. Facilita la expresión de ideas.


Quiastolita. Piedra de los celtas: Piedra protectora. Aumenta la capacidad de reacción. Despierta el entusiasmo, la motivación y el vigor. Disuelve las ilusiones. Purifica y armoniza el campo energético. Simboliza el conjuro de las cinco fuerzas del cosmos. Puerta a los misterios. Facilita los viajes astrales. Se usa su energía para trascender las causas consideradas como imposibles.

Set Templanza

$800,00

10% de descuento pagando por transferencia bancaria ó efectivo

Ver formas de pago

Calculá el costo de envío

Contiene un jade nefrita, una rodonita, una sodalita y una quiastolita (piedra de la cruz). Incluye una bolsita blanca de organza.

Recomendamos estos cristales para conectarnos con nosotros mismos desde la calma y la presencia. Nos propone el instante, integrando el afuera y el adentro, en plenitud con la vida. Nos recuerda y vitaliza nuestras expresiones desde la propia esencia.


Jade. Piedra de la Vitalidad: Favorece la salud emocional. Serenidad. Equilibra cuerpo y mente. Incrementa la energía. Cura disfunciones renales. Compañera de la modestia, el valor y la justicia. Nutre el amor y la belleza. 


Rodonita. Piedra cicatrizante: Conecta con las heridas profundas del corazón y ayuda a sanarlas a través del amor. Cura el shock emocional y pánico como también heridas físicas .Fomenta la hermandad humana, favorece el perdón y la reconciliación. Aceptación de la realidad en la que nos encontramos.


Sodalita. Piedra de la Inmensidad: Transmite calma profunda. Amplía la percepción. Estructura el pensamiento inconsciente y abstracto. Silencia los ruidos mentales recurrentes. Permite la escucha de la voz interior clara y objetiva. Facilita la expresión de ideas.


Quiastolita. Piedra de los celtas: Piedra protectora. Aumenta la capacidad de reacción. Despierta el entusiasmo, la motivación y el vigor. Disuelve las ilusiones. Purifica y armoniza el campo energético. Simboliza el conjuro de las cinco fuerzas del cosmos. Puerta a los misterios. Facilita los viajes astrales. Se usa su energía para trascender las causas consideradas como imposibles.

Mi carrito